martes, 29 de noviembre de 2016

PEQUEÑAS DOSIS DE COCINA PROFESIONAL EN TORRELODONES

Desde hace tiempo me venía preguntando cuáles serían los primeros pasos a aprender en un curso de cocina profesional. Intuía el contenido pero sin atisbar esos primeros conocimientos plasmados en un plato o receta. Pues mira tú por donde, casualidades del destino me llevaron hace unos días a asistir a un curso que bajo el epígrafe 'Primer acercamiento a la cocina profesional' organizó la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de la localidad madrileña de Torrelodones.


Albóndigas en pepitoria.



El curso tuvo lugar en las instalaciones de Torreforum durante el jueves 17 y viernes 18 de noviembre en horario de 11:00 a 14:00. En total seis horas impartidas por el profesor de cocina del Centro, Roberto Alonso de Agustín.
Los contenidos elegidos resultaron de lo más apropiado. Todo comenzó con la preparación de los ingredientes para la elaboración de un Fondo blanco de ternera, santo y seña para acceder a cientos de recetas de la cocina tradicional española. Roberto Alonso desgranó minuciosamente cada uno de los pasos a dar y ciertos trucos como el de desangrar la carne, el corte idóneo de las verduras, el tiempo de cocción y la correcta utilización del Bouquet Garnie para obtener un fondo claro, sin impurezas, aromatizado y repleto de sabor.

Roberto Alonso, profesor del Centro (segundo por la derecha), con alumnos asistentes.

El resultado fue un disfrute de sorbos van y sorbos vienen que por sí solos levantan a un muerto, y con una pizca de vino de Jerez, toda la tropa de caminantes de The Walking Dead incluso podría revivir con caras guapas.
El discurso didáctico de Roberto Alonso resultó de lo más ameno. Adereza de maravilla toda la ejecución práctica de los distintos platos con elegidos 'sazonamientos' de teoría en el momento adecuado. Otro detalle importante a destacar es el trato personalizado que se le presta a cada uno de los alumnos. ¡Todo un lujo!

Croquetas de setas Shiitake.

Seguimos aprendiendo distintos cortes para afrontar la elaboración de unas Croquetas de jamón y setas Shiitake y unas Albóndigas en Pepitoria. Con ambas masas ya en reposo y la pepitoria en proceso de reducción terminamos la primera jornada deseosos de ver los resultados a la mañana siguientes.
La primera hora del viernes fue de esas que se denominan 'con las manos en la masa'. Moldeando albóndigas y croquetas se nos fue media mañana, todo transcurrió entre truco y truco para ensuciar lo menos posible en estos quehaceres culinarios que dan miedo al más pintado. Las Albóndigas, ¡de muerte!, de las más jugosas que he comido jamás, gracias a un pequeño truco que Roberto Alonso compartió con nosotros: una cucharadita de bicarbonato por cada 500 gramos de carne en la maceración. El resultado es fascinante, la carne picada incorpora cierto toque etéreo que hace que una receta tan al uso sea sorprendente. Las croquetas no se quedaron atrás. Una punta de jamón infusionada en la cocción de la leche aportó un aroma suave y envolvente que matizó de manera sutil el sabor a tierra húmeda de la seta Shiitake.

Coulant de chocolate amargo.

Hincar el diente a los platos ya terminados era prioridad absoluta. En conjunto, todas las elaboraciones salieron muy homogéneas, ya que las preparaciones previas se llevaron a cabo bajo la supervisión del profesor y los tiempos de cocción estaban perfilados. Mientras que comentábamos los resultados obtenidos terminaba de hornearse un Coulant de chocolate amargo. Nuestro primer acercamiento a la repostería profesional.
Decir que me sentí privilegiado al asistir a un curso de este tipo. Un curso que permite a amantes de la cocina poder acercarse a su lado profesional sin realizar grandes desembolsos y de manera escalonada. Una iniciativa que nace con espíritu de continuidad, cercana, distinta…
Solamente me queda felicitar al Ayuntamiento de Torrelodones por impulsar iniciativas como esta y a Roberto Alonso de Agustín por impartir su magisterio de manera sencilla y atractiva.
¡Estad atentos¡ Seguro que muy pronto convocan el siguiente.
¡¡¡Yo repito!!!

3 comentarios:

  1. Yo pido al Ayuntamiento que organice un segundo curso pues no pude asistir al primero.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola lectores de "Pupilas gustativas": he de comentar que dos de los participantes son conocidos míos y, ciertamente, quedaron encantados. Con ganas de repetir ella y él. Desde aquí insto a los responsables del Ayuntamiento de Torrelodones, a que no "pierdan fuelle" y vuelvan a la carga con un nuevo curso. Felicidades a Roberto Alonso, el profe.

    ResponderEliminar